viernes, 24 de junio de 2011

Splash!

Empieza el verano y nada mejor que una barbacoa, alcohol, música y mucha, mucha gente en una casa para celebrarlo.


- Vengaa chavales quién se da un manguerazo conmigo!
- Bueeeeeeeno, venga, yo...- dijo Ale
- Poneros en la carretera que saco la manguera y os enchufo! - gritó alguien desde dentro de casa - cuidado que sale fría!!
Tras mojarnos y secarnos un poco al sol nos metimos otra vez en casa, cansadísimas nos tiramos cada una en un sofá y pusimos la tele.
-Buenas tardes chicos - dije mientras me llevaba un cojín a la cara - en una horita mas o menos os veo las faces...


Por detrás se oían gritos, risas, música, los casquetes de las litronas y gente pidiendo un Mojito.
Me levanté del sofá para ir a preparar Mojitos y cuando volví ya me habían quitado el sitio.




- ¡Jooder Varo, venga levanta que estaba yo antes!
- Nonononono, tumbate encima mío si quieres
- No que te aplasto
- Venga anda, ven, que te dejo un hueco...
Él se sentó y me tumbé encima. Puso sus brazos en mi tripa mientras sujetaba un cubata. 
- ¿Quieres?
- No tio, tengo el estómago fatal...He bebido demasié...


Terminó su cubata y comenzó a acariciarme la tripa. Me hacía cosquillas así que se fue por lo brazos, desde la mano derecha hasta el hombro. Creo que me quedé dormida durante 20 minutos. Adoro que me acaricien.


- Está mazo de rallado - comentó sara con otro cubata en la mano mientras se balanceaba de lado a lado.
- ¿Quién?
- ¡Quien va a ser!
- ¿Por, te ha dicho algo...?
- He hablado con él antes...y me ha dicho un montón de cosas. Me ha dicho que le parecías una tía deputamadre...etc ¿Por qué no te enrollas con él?
- No sé...va borracho, no sabes tú la de vasos que se ha bebido...te estará vacilando...
- Se lo está diciendo a todo el mundo ¿eh?
- No sé tía, ya veré...
Cuando todos habíamos terminado de recoger la casa, nos bajamos al parque que tiene una cascada. Allí todos nos volvimos a bañar.
A la vuelta, ya anocheciendo Varo me adelantó:
- ¿Podemos hablar?
- Me parece correcto
- Deja la mochila en la puerta, que ahora venimos
Se me aceleró el corazón, no se me salió del pecho de puro milagro.
- Veamos, ¿de qué quiere usted dialogar? - dije vacilando
- Mira, te lo voy a decir sin rodeos. Me encantas, eres una tía deputamadre, me has ayudado un montón últimamente y nunca me había rallado tanto por una tía...
- ¿ Y cuánto tiempo llevas así tio?
- X tiempo
- Despejemos x
- Antes de que estuviese con la de mi clase, así que...unos...6 meses
- Joooooder, mucho me parece a mí eh? ¿ Y por qué no me lo has dicho antes?


La conversación se cortó. Vino uno de nuestros amigos gritando pidiendo ayuda ya que dos amigos estaban discutiendo y tenía toda la pinta de terminar mal.
Ambos nos levantamos de la acera y fuimos corriendo a ver lo que ocurría.


- ¿Hablamos tranquilamente mañana? Porque hoy veo que nadie nos deja... - dije mientras corría hacia la "pelea".
- ¡Sí, mejor! - Gritó Varo a lo lejos 
Llegué a la pelea, y allí no hubo golpe por parte de ninguno, sólo gritos e insultos. Tras 10 minutos de gritos pusieron un poco de órden y todo se solucionó.
Terminados los malos rollos, entramos todos en casa y continuó la fiesta, pero de forma relajada.


Un buen comienzo de vacaciones.

2 comentarios:

  1. una palabra que define todo el texto: perfecto.

    Escribes tan bien, pero tan bien, sabes como plasmar todo con tanto sentimiento.. aissssh

    Me encanta, no me cansaré de decirlo.

    ResponderEliminar

Drugs

Photobucket